YACER

Yacer.

Sentir al fin

el mapa cálido extendido,

tu espalda,

el terciopelo ardiente.

Duerme un poco más,

yo te velo.

Fue dura la batalla,

la conquista, la invasión…,

yo te velo.

Y me desvelo

con el susurro de tu brisa,

con el temblor de tus aristas,

con el perfil de tus labios,

tu piel de frío estremecida.

Yo te abrigo

de ese frío que se cuela entre nosotros.

Te abrigo

con el aroma de la rosa,

el almizcle de la cera derretida y,

en mi hogar,

brasas al rojo y leño prendido.

Pero tú duerme,

duerme un poco más 

que la noche fue larga

y la mañana será corta.

Mas aquí y ahora

te noto, te siento, te tengo,

algodón de azúcar entre mis brazos,

rendido.

 

amantes

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s