HISTORIAS (IN)TERMINABLES

Hoy hablaré de una de mis más ocultas pasiones. En realidad ya se me ha empezado a ver el plumero. Está claro, no sólo leo libros de los llamados “serios”. No sólo me deleite en la lectura de grandes tochos de Literatura, Filosofía, Ciencia o Historia. No, cada vez más, embargado en la vida del adulto (dormir, comer, trabajar, dormir, comer, trabajar, dormir), lo  que me pide el cuerpo es escapar. 

Mi alegría fue mayúscula (yo siempre escondiendo mis pasiones más “frikis”) cuando vi que uno de nuestros vecinos compartía mi afición. Digámoslo con todas las letras y palabras: Hoy el tema es la Narrativa Fantástica. 

ver también http://plared.wordpress.com/2011/06/05/fantasia-epica-se-acerca-el-invierno/ y  http://plared.wordpress.com/2012/07/27/fantasia-epica-sucia-y-oscura-segunda-parte/

Con la Narrativa Fantástica ocurre algo parecido a lo que sucede con la Ciencia Ficción. De hecho, en ocasiones hasta se cruzan con mejor o peor resultado. Si con la Ciencia Ficción lo primero que se nos vendría, sin demasiado esfuerzo, a la cabeza serían los láser, Obi Wan Kenobi y todo el “Universo Lucas”; con la Narrativa Fantástica lo más natural sería pensar en un anillo, un mago o mejor, sírvame dos, malos malísimos, mi tesoro: Gollum, Gollum y Cate Blanchett bajando majestuosa de su árbol mallorn en Lothlórien.

Claro, El Señor de los Anillos es todo un hito. La adaptación a la pantalla mágica por Peter Jackson magnífica (aunque con ciertas licencias bastante licenciosas). Si el libro, allá por los 50 fue un gran éxito que perduró generación tras generación hasta los días que nos ocupan, la saga (en tres películas rodadas, con acierto, del tirón) fue un éxito sin precedentes.

Lástima que los buenos sean… tan buenos, y los malos… tan malos. La historia, tan rica en lenguas, leyendas y descripciones, peca de una irreverente y hasta insultante (hacia un público que no sea plenamente infantiloide) falta de matices en trama y personajes. Con la excepción de Gollum claro.

En realidad esta narrativa ni parte de la Tierra Media ni encuentra en las Tierras Imperecederas ni en la llegada de la Cuarta Edad de los hombres su sumum. Robert Howard ya escribía en aquellas épocas sus novelas de Conan (por favor, no confundir con Schwarzenager). Muchos autores románticos habían alimentado los sueños de, los entonces, burgueses con monstruos como Drácula, Frankenstein, etc. en el género vecino del terror.

Y Dorothy ya recorría entonces los senderos de baldosas amarillas. En los tiempos oscuros de la Europa, tras la caída del Imperio Romano, Arturo Pendragón construía su Camelot legendario con la ayuda de un diablo Merlín.

En definitiva, el género, la fantasía, la leyenda impregna nuestros más profundos poros desde, desde… siempre (mucho antes de Lucas Arts y New Line Cinema). Mucho antes de que Don Quixote leyera las aventuras de tantos y variados nobles caballeros que le precedieron.

Pero de nuevo divago (quizás hasta tri-vago). Michael Ende escribió varias novelas. Alguna de ellas como “La Historia Interminable” fue llevada al cine y me sirve para titular de alguna manera esta parrafada.

En estos momentos, no sé si la crisis mundial tendrá algo que ver con ello, lo que está más en boga es la Narrativa Fantástica con corte oscuro, con víscera, con sangre, con sexo, traición, incesto,… Nuevamente podríamos pensar que George R.R. Martin y HBO pusieron en marcha todo esto. El éxito de la Serie televisiva Juego de Tronos, con una primera temporada exquisita, y una segunda en que, por necesidades cinematográficas, comienza a separarse del libro, nos lleva fácilmente a ello. Pero en realidad Michael Moorcock, Stephen King y otros muchos autores llevan años escribiendo muchos y grandes libros.

El problema que tienen muchos de ellos es que el éxito los devora. George se demora y se demora en terminar la saga. En un principio iban a ser cinco libros. Ahora parece que ya no va a entrar toda la historia en siete… ¿Realmente es necesario tanto libro para conseguir un efecto de inmersión en un mundo que en principio nos resulta ajeno? ¿Hacen falta 10.000 páginas para convertir a un grupúsculo de personajes en parte de nuestra familia de papel?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Joe Abercrombie me ha demostrado que no. Es, si sois observadores, un autor del que he estado leyendo su saga de 3 y solamente 3 libros. Ahora publica historias sueltas en el mismo mundo que ha desarrollado, incluso parece que prepara una nueva trilogía. En tres libros consigue hilvanar los hilos de la madeja y construirnos un hermoso suéter. 

George R.R. Martin, Robert Jordan (descanse en paz) y otros autores se me antojan como ciertas “Penélopes” tejiendo y destejiendo en espera de que un Ulises productor se pague otra ronda. De hecho, sugeriría al Inquisidor Glokta que, ayudado por sus practicantes, arrastre su cuerpo tullido y los interrogue acerca de si realmente algún día se decidirán a concluir las historias que han comenzado.

Gracias, Joe, por permitirme volver a creer en la honestidad de este género.

7 pensamientos en “HISTORIAS (IN)TERMINABLES”

  1. Se nota, por tus palabras, que te emociona este género. Me apena, sinceramente, no poder compartir contigo este entusiasmo por la narrativa fantástica, pero sólo me interesa lo que me permite tener los pies sobre la tierra. Será falta de imaginación, no lo dudo, pero no soporto el género fantástico.
    En mi infancia y juventud fue diferente, pero se conoce que a ciertas edades, necesitas mantenerte bien sujeta a lo terrenal, para encontrar la estabilidad emocional.
    Lleva meses mi hijo insistiendo en que lea a Philip K. Dirk, pero desde que leí ¿sueñan los androides con ovejas eléctricas? se me quitaron las ganas, y conste que compré la novela al enterarme de que la película Blade Runner estaba basada en ella.
    (única película de narrativa fantástica, que me pareció soberbia, sobre todo la versión del director)
    Una entrada perfecta, de un escritor apasionado.

  2. Una entrada escrita con la pasión de quien se reencuentra con algo. Es este caso la voz de las espadas te ha devuelto un genero que creías anquilosado y eso es algo muy bueno.

    Ya que este genero esta dando mucho mas que Cancion de hielo y fuego. Que realmente como dices esta alargada artificialmente, el ultimo por cierto lo tengo en el sony desde que salio y no he pasado todavía de la pagina 200, ha perdido totalmente la capacidad de sorprenderme, de crear un mundo que de alguna manera me haga participar en el…..

    Y todo por querer explotar la franquicia, alargándola como esos culebrones interminables que al final lo único que consiguen es dar vueltas inverosímiles a los personajes y crear nuevos, hasta que todo se vuelva irreconocible…..

    Y si, entre los buenos aficionados a esta tipo de literatura en que los buenos destiñen demasiado y los malos pueden ser buenos dependiendo del bando que elijan. Abercrombie junto a Steven Erikson y su fascinarte Malaz, que seria lo contrario a canción ya que después de leer sus mas de 10.000 paginas que leva en diez libros, sigues queriendo saber mas. Son los referentes actuales de cualquier bue aficionado al genero…

    Y por cierto una novela que por aquí ha pasado sin pena ni gloria. Llamada todo por el acero, me ha sorprendido muy gratamente. Mas allá de la polémica de sus personajes que son homosexuales y alguna escena digamos que de sexo bastante explicito. Es una historia fascinante que creo que se convertirá en trilogía. Cuídate y muy buen articulo

  3. Desde luego yo recomiendo la lectura de los dos enlaces que pones, y reconozco también que de todas las novelas que hablas, y de las que habló Plared, no he leído apenas más que una o dos, evidentemente me gusta la serie, “Juego de Tronos”, más allá de su fidelidad o no a la novela me parece una serie notable, por cierto, recuerdo que hace meses hablamos de que esperabas ansioso la escena de la batalla en desembarco del rey, no sé qué te parecío verla en pantalla.

    Supongo que la serie decaerá, o no, porque si en algo destaca HBO es en tener guionistas capaces de modificar las historias para darle mucha calidad, pero hasta la fecha lo dicho, me parece una serie más que digna de ser vista.

    1. Era muy complicado sacar todo el cambio de manos que se produce en Harrenhal cuando Arya Stark se encuentra allí. Por otra parte me parece tremendo como se ha borrado a los Tully (familia materna del rey en el Norte) de la trama de la película. Es notable como se hace entrar a Heine en la vida del joven rey y como se justifica su decisión por amor, pero en realidad, hasta el tomo 3 no se produce la boda, y de hecho es de penalty. Joven rey asalta castillo del Risco. Ve una joven doncella bella y fresca. Se la beneficia en el ardor de la batalla y luego aparecen los suegros y le dicen que tras deshonrarla tiene que hacerse cargo…
      Todo el rollo que se han montado de enfermera de la Cruz Roja cuidando heridos de los dos bandos en la batalla…

      La batalla de Desembarco en principio, bien, pero me he propuesto verla con los capítulos del libro delante a ver que tal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s