LOS SONIDOS

En Zamora no se cantan saetas. La emotividad flamenca cantada desde los balcones pertenece a otra cultura de la Semana Santa. Los sonidos de Zamora son diferentes, propios y calan profundo.

Desde el Barandales que abre las procesiones con el tintineo de sus campanas (de unos 5 kilogramos cada una), hasta las carracas y matracas que sacuden el silencio de la noche.

Desde las cornetas y tambores, clásicos en desfiles de muchos lugares, hasta las bandas de música entonando piezas, muchas de ellas propias y compuestas para Zamora.

Desde la llamada del merlú en la madrugada del Viernes Santo, al campanil del Espíritu Santo en el Viernes de Dolores. Y cuando la luna calla, los coros entonan sus salmos sobre las losas empedradas.

3 comentarios en “LOS SONIDOS”

  1. La Semana Santa en Guatemala es una de las más “pintorescas”. Yo suelo recluirme en casa y huir de la algarabía y la solemnidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s