ANDE YO CALIENTE Y RÍASE LA GENTE.

 

Entre los grandes escritores del Siglo de Oro de la Literatura española, Luis de Góngora tiene bien ganada la fama de complejo. Su poesía, repleta de figuras y de referencias a la mitología clásica, no resulta fácil de seguir. Su cercanía al rey Felipe III y a las esferas del poder hubo de granjearle grandes enemistades y enfrentamientos. Un claro ejemplo pueden resultar sus enfrentamientos, más allá de las simple cuestiones estéticas, con Francisco de Quevedo y Lope de Vega.

En 1927, al cumplirse 300 años de su muerte, un fecundo grupo de poetas conmemoró el tricentenario de su óbito. Esta generación, conocida en adelante como Generación del 27, dejaría su huella múltiple y heterogénea en nuestra cultura, tomando como punto de referencia a Góngora.

A pesar de la primera referencia, la segunda me acerca a su figura (debo admitir que apenas he leído nada de él). En este primer acercamiento, después de leer y releer sin llegar a sentir ni entender ni al Polifemo ni a la Galatea, al fin encontré algo más cercano a mi corazón. Como no, lo comparto con todos vosotros.

Ande yo caliente y ríase la gente

 
Traten otros del gobierno, del mundo y sus monarquías
mientras gobiernan mis días mantequillas y pan tierno
y las mañanas de invierno, naranjada y aguardiente
y rijijí y rijijá y.. y ríase la gente
Coma en dorada vajilla, el príncipe mil cuidados
como píldoras dorados, que yo en mi pobre mesilla
quiero más a una morcilla que en el asador reviente
y rijijí y rijijá y.. y ríase la gente
Cuando cubra las montañas de blanca nieve el enero
tenga yo lleno el brasero de bellotas y castañas
y quien las dulces patrañas del rey que rabió me cuenten
y rijijí y rijijá y.. y ríase la gente
Busque muy en hora buena, el mercader nuevos soles
yo conchas y caracoles entre la menuda arena
escuchando a Filomena sobre el chopo de la fuente
y rijijí y rijijá y.. y ríase la gente.

Luis de Góngora

12 pensamientos en “ANDE YO CALIENTE Y RÍASE LA GENTE.”

  1. Siempre me gusto mas la poesía y la sutileza de gongora que la de quevedo. Dos formas de entender nuestro siglo de oro. Que queramos o no, son los mas fieles reflejos de lo que fue. Yno solo por sus batallas dialécticas o escritas..

    Dos Maneras de entender la literatura una la de gongora, mas mundana y exagerada llena de metáforas exageradas y giros que harían palidecer a los mas elitistas.

    Quevedo, por su parte mucho mas preocupado por un existencialismo, el desmor y los temores mas metafisicos. Ambos geniales, pero gongora rozando la genialidad con sus agudos versos llenos de cotidianidad y en cierta manera enrevesados….
    La que has puesto, una de las mejores en su sencillez, sin duda ninguna. Abrazos

  2. Contra don Luis de Góngora y su poesía

    Este cíclope, no siciliano,
    del microcosmo sí, orbe postrero;
    esta antípoda faz, cuyo hemisferio
    zona divide en término italiano;

    este círculo vivo en todo plano;
    este que, siendo solamente cero,
    le multiplica y parte por entero
    todo buen abaquista veneciano;

    el minoculo sí, mas ciego vulto;
    el resquicio barbado de melenas;
    esta cima del vicio y del insulto;

    éste, en quien hoy los pedos son sirenas,
    éste es el culo, en Góngora y en culto,
    que un bujarrón le conociera apenas.

    Francisco de Quevedo

  3. Ayer mandé un mensaje y no salió, qué censor Lufe, vergüenza 😀

    Nada, tampoco ponía gran cosa, que de estos tipos sólo me acuerdo del cole, de lo de “Érase un hombre a una nariz pegada…”.

  4. Como no siuempre coincido con el estimado amigo Plared, diré que yo me quedo con Quevedo. Don Luis tuvo la mala suerte de coincider en el tiempo con Don Francisco como a (y esto le gustará la amigo Dessjuest) Chiappucci le ocurrió con Indurain.

    Deportes al margen, fue uno de los grandes que hoy debemos valorar… quizá su tibieza junto al poder no le granjeá grandes amigos (cosa que Quevedo aprovecho).

    “Marchitará la rosa el viento helado,
    todo lo mudará la edad ligera,
    por no hacer mudanza en su costumbre”

    Y lo sabía…

    1. Coincido. Chiapucci más bien hasta fue favorecido por la épica de enfrentarse a Indurain. Era de los pocos con arrestos para atacarle.
      Cuando veo entrar a la meta a Schleck y contador cojiditos de la mano, no puedo por menos que echarle de menos.

  5. No deberías haber hecho esto Lufe, ahora con tu permiso me explayaré sobre el asunto, eso te pasa por picarme.

    Chicapucci era un grande, un valiente, pero Chiapucchi sin Indurain creo que hubiera sido más o menos el mismo, no era un extraordinario escalador ni mucho menos un buen croner, no creo que hubiera ganado siquiera un Tour, eso diciendo como digo que es un tipo irrepetible, una máquina.

    Pero Bugno sí, Bugno sin Indurain pudo hasta haber marcado época, porque tenía una clase y una elegancia arrebatadora, coño, este era poesía sobre la bicicleta, pero es que además Bugno mentalmente era mucho más débil que Claudio, Indurain le bajó tanto la moral que hizo de él mucho peor ciclista de lo que era, creo que algún año podría haber ganado al navarro, pero que este le hizo ver que lo tenía imposible, en fin, perdón por la desviación, pero es que me sacais cada tema que claro, es superior a mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s